Yes With Cancer

Artículo publicado en Ciclismo a Fondo (versión papel).


La vida de una persona cambia por completo cuando le dicen «tienes cáncer». Hay gente que se derrumba por completo, unos se apoyan en familiares y amigos, y otro deciden superar la enfermedad como si se tratase de un rival en carrera. El protagonista de esta historia escogió tomárselo simplemente como un handicap

¿Qué es Yes With Cancer?

Nace de mi experiencia personal cuando me diagnostican un linfoma en noviembre del 2013. Entonces decido que el cáncer pare lo menos posible mi vida y retomo el deporte, que te han olvidado tenía. Comienzo a hacer pilates, yoga, nadar, caminar y retomo la bicicleta, mi afición de siempre. Días después, montando en bici se me ocurre que tenía que hacer una camiseta en la que pusiese que padecer cáncer y hacer deporte no es incompatible, sino que además puede ayudar a superar la enfermedad. En esta primera prenda se podía leer: Yes With Cancer, lo que unos días después escribir en redes sociales produjo un boom tan grande que fundè la asociación para que otras personas conocieran mi método.

Pero, ¿está un enfermo de cáncer preparado psicológicamente para hacer estos esfuerzos que comentas?

Sí, pero debe ser algo muy progresivo y estar contrastado con los médicos. Aunque estos esfuerzos no tienen por qué ser necesariamente deporte. Desde la Asociación defendemos la vida activa, es decir, intentar cuidarse y mantener lo más saludable posible. La gente que no ha hecho nunca deporte no está en condiciones de plantearse grandes retos, pero sí puede intentar caminar, montar en bici estática 5 o 10 minutos, probar a hacer un poco de vida activa para limitar los efectos de la quimioterapia, algo que ayuda a eliminar la toxicidad de este fuerte tratamiento.

¿Qué iniciativas lleva a cabo la asociación?

En enero de 2015 empezamos un proyecto piloto en el Hospital Son Llàtzer de Mallorca, el primer centro de Europa que va a poner en práctica esta iniciativa, costeada íntegramente por nuestra fundación. Los enfermos recibirán clases yoga justo de someterse al tratamiento de quimioterapia.

¿Cómo financiáis?

Lo hacemos a tavés de una tienda online solidaria donde vendemos material deportivo y merchandising con el eslogan de la fundación, sobre todo con camisetas como la que diseñen un primer momento y que ahora cuentan con varias versiones. La verdad es que nos está yendo muy bien porque se están vendiendo por todo el país.

Además de la web yeswithcancer.com, ¿cómo os dais a conocer en el resto de España?

A través de embajadas, esto es, gente afín que ve el proyecto en redes sociales y se engancha. Personas que son enfermos de cáncer o familiares de los mismos que piensan que la mejor forma de pasar el cáncer es la vida activa. Entonces, a estos interesados les hacemos delegados de la fundación para que transmiten esa esencia creada aquí en Mallorca.

No recibiste desde el principio ninguna subvención ni ayuda, pero ahora que el proyecto tiene éxito notable, ¿alguien intenta apuntarse el tanto?

A día de hoy nadie se ha acercado con ningún tipo de creados, incluso cuando los encargados de la administración de Baleares han conocido mi proyecto me han felicitado por ello. La verdad es que está sacando la parte positiva de la gente. La iniciativa me está haciendo volver a creer en las personas.

¿Te dedica exclusivamente a la Asociación?

Sí, porque todavía no puedo trabajar. Soy enfermero y eso hace que tener las defensas muy bajas impida incorporarme a mí puesto, así que dedicó todo mi tiempo a Yes With Cancer.

¿No has pensado en escribir un libro contando tu experiencia?

Pues es algo que me han planteado varias veces desde que empecé con toda esta locura. Algunos me han aconsejado que me sienta todos los días a escribir mi experiencia con el cáncer y el proyecto que se ha creado. No lo he puesto en práctica un, pero es algo que tengo en mente para un futuro no muy lejano.

¿Qué retos afronta las en el futuro?
Para el 2015 tengo previsto correr un medio ironman en Barcelona o Palma porque mi cuerpo no me ha permitido hacer distancias largas hasta ahora y solo he podido completar un 10.000 a las 2 semanas de la última sesión de quimio y el primer templo de mi vida en modalidad sprint un mes después de acabar con el tratamiento.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close
Menu
Close