Un final de infarto

La Vuelta 2015

Artículo publicado en Ciclismo a Fondo (revista en papel)

A escasos metros de la costa de Alicante se alza escondido este pequeño coloso que eran llamas a finales del mes de agosto haciendo las delicias de los aficionados más exigentes.

Puig de la Llorença o Cumbre del Sol, como la nombra La Vuelta a España en su novena etapa de la edición 2015, es una subida localizada en noroeste de la provincia de Alicante, más concretamente en la comarca de la Marina Alta, a tan sólo 413 metros sobre el nivel del mar, un dato un tanto engañoso para este muro de tres km y medio no apto para cardíacos.

La primera en la frente. Un supermercado situado a pie de puerto indica el comienzo del mismo, desde donde ya se puede divisar una recta de algo menos de 500 m con inclinación cercana del 20%. El pelotón de La Vuelta se aproximará a este lugar encontrándose un descenso de 2 km que pondrá el cuentakilómetros a 90 por hora, llegando luego a un paso de rotondas que harán imprescndible el trabajo de los equipos para colocar a sus gallos en las posiciones delanteras del paquete. Tras este tramo estrecho, la carretera se abre y mantiene esa amplitud durante toda la ascensión.

Pasamos el exigente primer kilómetro y nos encontramos con un pequeño descans, que no una bajada, sino que la pendiente aminora hasta el 12% durante unos 400 metros. Aquí aconsejamos no apretar más de la cuenta porque luego se inclina hasta mantener un 14% constante y entrar en Cumbre del Sol, dónde resta un kilómetro para la cima. Al paso por esta urbanización se hace un giro a la izquierda para afrontar la parte final del puerto -altura430 m-. Este lugar verá pasar a los corredores de La Vuelta en dos ocasiones, una primera donde seguirán de frente para realizar un bucle de casi 42 km, volver a este punto y girar a la izquierda para alcanzar el Alto de la Cumbre del Sol.

Entramos en el kilómetro 3 y dejamos la urbanización atrás donde desaparece todo tipo de construcción y nos rodea al fin la vegetación. Aunque no hay tiempo para relajarse, una pendiente media del 18% retorcerá a todo aquel que suba, más aún cuando atraviese los picos cercanos al 24%. El último medio kilómetro antes de llegar a las antenas que coronan el puerto, es bestial. Aunque unos metros antes de culminar, la subida se convierte en falso llano. Una vez arriba, sólo queda coger aire, descansar y levantar la cabeza para deleitarse con una de las espectaculares vistas. Al norte el Poble Nou de Benitatxell al este el Cabo de ganado sobresaliendo por sobre la costa levantina, y al sur el Peñón de Ifach, punto de referencia del litoral alicantino. Al fondo podemos divisar la silueta de Moraira y Calpe, este último lugar de acogida en el campus de Eduardo Chozas, quién conoce la perfección estos rincones de la geografía peninsular y nos describió la Cumbre del Sol con todo detalle consejo, entre ellos, los desarrollos con los que debemos contar para realizarla ascensión, «un 34 de plato y 27 de es lo mínimo que debe llevar en tu bicicleta». De hecho desde Bicisport queremos recomendar a todo aquel que tenga pensado visitar esta atracción del cicloturismo, lo haga el próximo domingo 30 de agosto rodeado de todos los aficionados, quiénes podrán en grandes campeones horas antes de vibrar con uno de los emocionantes finales de la etapa que nos brindará la vuelta 2015.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close
Menu
Close